Autofertas

 Diferencia entre un sedán y un Hatchback

Vemos actualmente en el sector automotriz diferentes modelos de vehículos que están categorizados a partir de sus características más importantes, unas de las más populares son las categorías Sedán y Hatchback, existen múltiples marcas denominan sus vehículos con esto nombres, pero ¿conoces la diferencia un sedán y un hatchback? Acá te contaremos en qué consiste.

Lo primero que debes saber es que la principal diferencia entre un sedán y un hatchback radica en su diseño y configuración de carrocería.

Un vehículo sedán se caracteriza por tener una carrocería tradicional. Tiene una configuración de tres volúmenes, lo que significa que se divide en tres secciones distintas: el compartimiento del motor, el compartimiento de pasajeros y el compartimiento de carga o maletero. Los carros modelo sedán suelen tener un diseño más elegante y aerodinámico, también tienden a ser más largos y ofrecen un espacio de maletero más amplio.

Un vehículo hatchback es un automóvil cinco puertas, tiene una carrocería más compacta y versátil. La principal diferencia es que el área del compartimiento de carga no está separada del habitáculo de los pasajeros, sino que se integra directamente en el área de pasajeros. Esto se logra mediante una quinta puerta trasera que se abre hacia arriba, incluyendo el parabrisas trasero en su apertura.

Los carros hatchbacks suelen tener un diseño más compacto y práctico, con una forma más vertical y una mayor capacidad de carga en relación con su tamaño. También suelen ser más cortos en longitud que los sedanes, lo que los hace más maniobrables en el tráfico urbano.

En términos de usos y funcionalidad, los sedanes tienden a ser más adecuados para viajes largos, ya que ofrecen un mayor espacio para los pasajeros y un maletero más grande para el equipaje. Los hatchbacks son más populares en entornos urbanos, ya que su tamaño compacto facilita el estacionamiento y la maniobrabilidad en espacios reducidos. Además, los hatchbacks suelen tener asientos traseros abatibles, lo que permite ampliar el espacio de carga cuando es necesario.

El diseño, carrocería, espacio y funcionalidad hacen parte de las diferencias entre un sedán y un hatchback, son vehículos confortables que a partir de sus características propias pueden adaptarse a todas tus necesidades. Ya puedes encontrar vehículos de estas categorías en venta de usados, precios competitivos y modelos muy recientes, podrás encontrar un sedán o un hatchback en tu concesionario Autofertas más cercano.